Ha llegado el momento de decir adiós, de alejarnos de estas personas que han convivido con nosotras a lo largo del curso. Y es lógico sentir un nudo en el estómago, que nos lleva a recordar tantos momentos.

Queremos daros las gracias por regalarnos todos los días vuestra sonrisa, por compartir las mañanas con nosotras, por esos besos y abrazos cuando os despedís cada día, por contarnos algún que otro secretillo, por confiar en nosotras y hacernos sentir importante en vuestras vidas, por hacer que se nos olviden nuestros problemas (porque los vuestros son más importantes).

¡Cuántas cosas nos habéis dado sin daros cuenta!

Pero el curso terminó y con él un año muy importante en nuestras vidas. Os vais al cole y comenzará una nueva etapa en la que aprenderéis cosas nuevas y tendréis amigos nuevos.

¡Os deseamos todo lo mejor del mundo!

Por favor, nunca olvidéis a estas profes que tanto os quieren. Siempre tendréis las puertas abiertas del CENTRO INFANTIL SAGRADA FAMILIA.

Firmado: Dulce, Elena y Minerva.