¡Nos gusta experimentar!

Los alumnos de 3.º de EP comprobamos como la energía del agua puede mover una rueda. Primero cogimos plastilina,  construimos un disco y lo atravesamos con un lápiz. Luego clavamos cuatro cucharillas de helado en el borde del disco y por último colocamos el montaje al borde de  un recipiente y vertimos agua. Vimos con toda claridad como la energía hidráulica se convertía en cinética.

Ver las fotos.