En las sesiones de logopedia nos hemos unido a la moda del spiner. Seguimos con nuestro empeño de trabajar de forma lúdica, utilizando el juego como aliado.